De todas las formas que hay para conseguir dinero por mi coche, hemos tratado las más conocidas que son vender mi coche a un particular y vender mi coche a un profesional, pero tenemos más opciones en el mercado como es empeñar mi coche, algo que mucha gente no sabe que puede realizarse. Y eso es provocado porque la gran mayoría de las personas ven el coche de una manera particular y no como un bien que en un momento dado puede ser intercambiable por una cierta cantidad de dinero. Los empeños están altamente extendidos en el mercado de las joyas e incluso de los electrodomésticos, pero el automóvil es, a efectos prácticos, un electrodoméstico grande y por tanto, empeñable.

De todas formas, el empeño de vehículos tiene algunas normas propias que debemos relatar para que no haya errores a la hora de decantarse por una cosa o por otra, como puede ser la posibilidad de seguir usando el vehículo aunque este empeñado. Además, el empeño también ofrece la opción de vender nuestro coche.

Debemos hacer un apunte antes de seguir adelante, aunque es muy poquito lo que tenemos que contar. El dinero que nos darán estará basado en los valores reflejados en las tablas GANVAM, del cual, solo recibiremos entre el 40 y el 80%, según la empresa a la que acudamos y siempre generalizando hacia abajo. Además, como todo préstamo, estará agravado con intereses, siempre determinados por cada empresa y en ocasiones realmente alto (aconsejamos buscar bien antes de decidirnos). Por otro lado, cada empresa pone las condiciones sobre que vehículos y que antigüedad aceptan para los empeños.

El coche debe estar siempre a nombre del solicitante de empeño, que por si fuera poco, debe ser el propietario exclusivo del coche. Si el coche tuviera cargas pendientes o deudas, deben ser comunicadas antes de firmar el contrato.

Empeño con custodia

El empeño con custodia se refiere a cuando nuestro coche se queda guardadito en el garaje de la empresa que nos concede el préstamo hasta que hayamos devuelto el dinero estipulado cuando se firmó el contrato. Por norma general, esta opción es la que ofrece más dinero pero perdemos el vehículo temporalmente.

Empeño sin custodia

Si con la anterior opción perdíamos el coche, no hay que pensar mucho para entender que en esta ocasión, tenemos la posibilidad de seguir usando el coche, siempre y cuando paguemos las mensualidades estipuladas. en caso contrario, el vehículo empeñado pasará a ser propiedad de la compañía y nos quedaremos sin el coche. Esta opción ofrece menos dinero que la anterior, pero a cambio podemos usar el coche como siempre. Es algo así como pagar un alquiler de tu propio coche.

Empeñar mi coche es la manera más fácil de conseguir dinero por mi coche, euros por mi coche contantes y sonantes. Es más rápido que un banco, pero también es más caro y obtendremos menos dinero al empeñar coche.