Si eres asiduo a leer en SuperTasador, seguro que te has dado cuenta del sutil cambio en el título de este apartado, donde junto a ‘SuperTasacion’ falta ‘de la semana’. Y ésto es así porque no es una ‘SuperTasacion de la semana’, sino una ‘SuperTasacion errónea’. Así como lo lees. El propietario de este coche, un Mercedes 190E 2.5-16 EVO II de 1990, ha excedido por muchísimo el precio de mercado y es un claro ejemplo de sobrevaloración de nuestro coche.

Os cuento. El coche que han puesto a la venta es un coche ya de por si caro. Es lo que se llama dentro del mundo de los coches, un modelo de homologación. Se diseñó y se puso a la venta para poder competir en el Campeonato Alemán de Turismos. Solo se hicieron 502 unidades y están muy, muy cotizadas porque es uno de los modelos más emblemáticos que Mercedes ha fabricado.

Mercedes 190E 2.5-16 EVO II

 

Y cuando digo caro, es carísimo. A principios de año se vendió una unidad en Holanda por 149.500 euros. Tenía poquísimos kilómetros, solo 18.000 y era la unidad 473 de los 502 coches que se fabricaron.

Nuestro protagonista, es la unidad 146 y tiene 128.000 km, pero su propietario pide por el 700.000 dolares, unos 615.000 euros. A todas luces desproporcionado y nada menos que más de 450.000 euros por encima del precio de mercado.

Ésto suele ocurrir cuando creemos que nuestro coche es el mejor, que por su estado y, en este caso, por su rareza, podemos pedir casi cualquier precio y además, tampoco nos informamos en exceso sobre los precios que se mueven en el mercado.

Mercedes 190E EVO II

 

Vale que estamos viendo un coche de precio estratosférico, pero no os penséis que por eso los demás nos libramos. El simple hecho de sobrevalorar nuestro coche por 2.000 euros puede hacer que la gente pase al siguiente anuncio. En este caso podríamos decir, para que os hagáis una idea, que nos hemos pasado cerca de 6.000 euros en valorar nuestro coche.

Pongo una cifra por buscar una comparación con un coche usado ‘normal’, también podría haber dicho 10.000 euros. Lo mejor que podemos hacer es informarnos a fondo de los precios que se mueven en el mercado y no cometer estos errores.