Pongamos en situación. Hemos tenido un accidente con nuestro coche y la aseguradora dice que su perito lo ha declarado siniestro total, porque la reparación cuesta más que el valor venal del coche y que no se hará cargo de dicha reparación. Aunque ésto no debería ser así y hay muchos jueces que han dado la razón a los clientes obligando a la aseguradora a reparar el coche, puede que no tengamos ni la paciencia ni las ganas de perder el tiempo y prefiramos venderlo sin reparar. Pero ésto es tan fácil como difícil, pues no se trata de un coche que cualquiera se decida a comprar, pero no necesita nada especial para venderse. ¿Quien compra un coche siniestrado? En Super Tasador vamos a echarte un cable.

Lo primero que debemos hacer es informarnos bien, muy bien, de si realmente nuestro coche es un siniestro total, o uno realmente caro como para que su reparación no sea rentable. Por ello, lo mejor es conocer su valor que tendría mi coche en buen estado y luego, revisar el coste de la reparación. Con ésto en la mano, lo mejor es compararlo con las ofertas del mismo modelo que encontremos en Internet y pensar si realmente nos compensa. Si hemos decidido que lo mejor será vender un coche siniestrado, pasamos al siguiente paso.

Por un lado, tenemos la opción que muchos eligen, que es venderle el coche a un desguace. Es la que menos dinero nos otorgará por nuestro coche, pues nunca pasará de los 500 euros. Bueno, nunca lo que se dice nunca, tampoco es cierto, es posible obtener algo más de dinero, pero eso querrá decir que podríamos sacar aún más por él, vendiéndolo en otro sitio. A pesar de ello, es la opción más común.

Tenemos también la opción de vendérselo a un taller de chapa y pintura, quienes podrán aprovecharlo para otras reparaciones que puedan tener y por lo tanto, el beneficio a sacar es mayor y no tendrán reparos en llegar a ofrecer hasta 3.000 euros si realmente el coche les puede merecer la pena. Si es un modelo con elevadas ventas, como puede ser un SEAT Ibiza, podría ser una buena opción.

Para terminar, tenemos las subastas especiales para este tipo de coches, donde acuden mayoristas y empresas especializadas en comprar coches siniestrados para luego repararlos y ponerlos nuevamente en circulación. Incluso podemos hablar directamente con las empresas especializadas y vender mi coche siniestrado directamente a ellos.