Me gusta mucho escribir sobre coches, ya sea para ayudar a venderlos, a comprarlos, para informar… la verdad es que realmente, me gusta escribir sobre coches. Pero también me gusta leer, me gusta ver lo que se dice en un lado y en otro, que opinan los aficionados y como responden las marcas. Se aprende mucho creerme. Entre lectura y lectura, es evidente que me preparo mis redacciones y busco cosas sobre las que hablar y me he encontrado con una realmente interesante: vender un coche robado.

No, no me he confundido, ‘vender un coche robado’, está bien escrito. En diversos foros y páginas web se habla de ventas de coches robados, sobre su posibilidad o sobre las acciones a realizar si un concesionario les ha vendido uno coche robado. Y sí, realmente se puede vender un coche robado en unos casos muy específicos aunque parezca raro. Y me refiero a vender un coche robado legalmente.

Son tres las opciones en las que se puede vender un coche robado:

  1. Si han pasado más de tres años tras el robo y el legitimo propietario no lo ha reclamado.
  2. Si hemos comprado el coche de buena fe y ganamos el juicio
  3. Si el propietario del coche robado ha cobrado la indemnización.

El primer caso suele ser poco habitual. Todo aquel que sufre un robo y más aún siendo un coche, inmediatamente denuncia a la policía y reclama el coche si es encontrado. La segunda opción es la más común; le compramos el coche a un concesionario y un buen día, la policía nos para en un control rutinario y nos comunica que el coche es robado, pasando a confiscarlo. Luego tendremos que demostrar que el coche ha sido comprado ‘de buena fe’ adjuntando la factura correspondiente y explicando detalladamente lo ocurrido en un juicio. Normalmente, después de un trago así, todo el mundo vendería el coche.

La tercera opción es también muy común. Por norma general, la aseguradora, una vez demostrado el robo y que están obligados a pagar (pondrán muchas trabas), suelen pagar la indemnización en metálico, no con otro coche. El problema es cuando aparece el coche robado, que en ese caso o bien, pasa a poder del ladrón legalmente o bien, pasa a ser propiedad de la aseguradora que es lo más normal y lógico, quien pone a la venta el coche.

¿Se puede vender un coche robado? Si, claro que puedes, siempre y cuando cumplas una de las tres opciones.